Regístrese y conviértase en miembro de nuestro Club Montagud. Tendrá acceso a descuentos y ofertas interesantes. O Entrar si ya está registrado

Molinería Y Panadería #2

Molinería Y Panadería #2
Molinería Y Panadería #2 2.jpg Molinería Y Panadería #2 3.jpg Molinería Y Panadería #2 4.jpg Molinería Y Panadería #2 portada
  • Autor:
  • Xavier Barriga, Josean Alija

  • Idioma:
  • Español
  • Características:
  • 21cm. x 31cm.
  • 112 pag.
  • 50+ fotografías a color
  • Editorial: Montagud Referencia: RMP2
  • 3 días* ¡GRATIS!*
    • 3 días de plazo de entrega si el pedido se hace en día laborable.
    • Transporte gratuito a toda España excepto Canarias. Existen ofertas temporales según su país.
    • Añada el producto a su cesta y regístrese para poder calcular los costes de transporte con precisión.
  • Precio:28,30 €9,90 €
  • Este producto está agotado. Para cualquier consulta acerca de disponibilidad futura déjenos un mensaje en infoweb@montagud.com

Ladran, luego cabalgamos, la frase atribuida a “Don Quijote” que realmente parece ser original de Rubén Darío y que se hizo popular gracias a la novela de Ricardo León “Cristo en los Infiernos”, y que también en ocasiones, se atribuye a “Vida de Don Quijote y Sancho” de Unamuno, parece muy adecuada ante los ataques que está sufriendo la panadería. Y esos ataques no vienen precisamente de los consumidores ni de los medios de comunicación en general; al contrario, yo diría que nunca se había producido un período tan dilatado en el tiempo en el que la prensa no haya arremetido contra el pan. Al contrario, los reportajes y noticias sobre la calidad del pan se multiplican. Tampoco las asociaciones de consumidores y usuarios han levantado sus voces contra el pan y su precio o comercialización. Esto es una buena señal y debe de enorgullecer a la panadería, desde sus máximos dirigentes, asociaciones y gremios, y panaderos de base.

Pero nunca la felicidad es completa. Es lamentable que precisamente desde algunas grandes empresas panificadoras y desde algunas cadenas de supermercados, se ataque al pan artesano desde dos vertientes distintas. La primera, es la que está llevando a cabo la firma Bimbo con la publicidad de su pan “Natural 100%”. En los anuncios en prensa su “slogan” El Pan… ¿Congelado o Natural 100%? Que nos llena de perplejidad. ¿Desde cuándo algo congelado ha dejado de ser natural? Nos extraña que Pescanova o Findus o los fabricantes de pan congelado no protesten ante tamaña falacia… El mismo argumento se utiliza en la campaña televisiva que protagoniza Eduardo Punset y de la que ya hicimos un primer comentario en la edición de septiembre-octubre del año pasado (pág. 52) y en la que utilizaba imágenes de panaderos artesanos disgustados por la aparición del nuevo pan de Bimbo. Increíble. Pues ahora el argumento es preguntar a unos jóvenes, en un supuesto ambiente universitario, por qué no comen pan. La respuesta es tan simple como “que muchas veces es congelado” y “se pone duro en dos días”. Precisamente. Ahí está la calidad del pan artesano, que como es natural se pone duro, y lo del congelado ya lo hemos argumentado. Sin más comentarios, excepto añadir lo que escribe Pilar Eyre en El Mundo del 11 de agosto, hablando de Eduardo Punset: “En verano todo es blandito y húmedo, como el pan que el sabio anuncia en la tele”.

Y otro frente. El de las grandes cadenas de supermercados que utilizan el pan como “producto de reclamo”. A precio, suponemos de coste, anuncian las barras de pan hasta a 0,29 euros para atraer a los clientes que luego, seguramente, harán acopio de otros alimentos y productos a un precio que compensará sobradamente al comerciante. Y ello sin hablar de la “calidad” de ese pan. Incluso CEOPAN ha protestado enérgicamente ante el Ministerio de Agricultura, tal como informamos en nuestras páginas de noticias. Finalmente, tras la buena noticia de la no subida del IVA para los productos de panadería, nos llega la inminente subida de los precios de la harina, debido a la escasez mundial de trigo. Esperemos que esta subida sea razonable y asumible, recordando a todos los empresarios de panadería que el precio del pan es libre y, por lo tanto, cada uno debe calibrar muy bien el precio de sus elaboraciones en función a la calidad y servicio que ofrece. Una vez, estando en una buena panadería artesana de Barcelona, oí a una señora quejarse a la dependienta del precio de la barra de pan y comparándolo con el de otro punto de venta cercano. No pude contenerme y le dije. “Señora, el pan es como los coches. Un Mercedes es un coche. Y un 600 es también un coche. Usted tiene la libertad de elegir en que coche quiere montarse…” No me contestó.

No hagamos como esa señora. Contestemos a los que nos atacan, con CEOPAN y los gremios y asociaciones a la cabeza, pero con todos nosotros con ellos. Por el bien y el futuro de la panadería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra Política de Cookies.
Si desea más información, puede leer nuestra Política de Cookies
Ocultar